nacho1ok-621x311

Danzando por el mundo

Empezamos serie. Esta vez de Viajeros Empedernidos.  Aquellos famosos cuyas vidas nos interesan no sólo por lo que hacen si no por dónde lo hacen. Que es lo nuestro: el dónde.

 

Y empezamos con Nacho Duato, valenciano por nacimiento, confiesa en su última entrevista para El Confidencial, no sentirse español. Si acaso mediterráneo ! Ni bandera española, ni bandera gay;  ni el menor interés en política, ni en lo que opinen de él.

20 años dirigiendo la Compañia Nacional de Danza con la que creó 113 coreografías, que se bailan por medio mundo excepto aquí, en 2010 Duato emprende la aventura de Rusia y ahora la de Berlin; forzado por la exigencia  del Ministerio de imprimirle un aire clásico y por la falta de presupuesto.

4 años estuvo con el Ballet del Teatro Mijáilovski de San Petersburgo (primer extranjero en dirigirlo en 100 años)  y desde agosto de 2014 asumiendo la dirección del Staatsballet de Berlín.  Y bailando hacia atrás, se formó en Lóndres, Bruselas y Nueva York y se estrenó en Suecia y Holanda,  “¿Qué más da donde has nacido?”

unnamed

Hemos tenido la suerte de hacerle unas cuantas preguntas y entender cómo ve el mundo alguien que pertenece a tantos lugares.

Dónde te sientes como en casa?
mi casa ha estado siempre donde tenga un teatro y una compañía de danza. Pero al final cuando tengo que volver, mi casa está en Madrid y la echo mucho de menos.
Y cuando quieres descansar, donde te escondes?
Soy muy Mediterráneo. Si puedo elegir, me escapo y me relajo navegando en un barco.
Cúal fue tu primer viaje y qué recuerdos te trae?
Era muy joven y me iba a Londres. Entonces no había compañías lowcost, asi que recuerdo fueron 34 horas en un tren.
Un lugar especial en el mundo?
Nueva York, sin duda. Es mi ciudad favorita, que recomiendo a cualquiera.
Algún lugar que quisieras conocer y aún no lo hayas hecho?
Déjame pensar. Islandia ?
El público más agradecido, donde lo encuentras?
en Rusia. Lo he encontrado en San Petersburgo. Hay una pasión por la cultura dificilmente imaginable en España.

Deja un comentario